La Caja Borracha de Poesía Abierta

Poesía abierta significa conmoción. Semánticamente, está cerca de alguna definición pretendida de arte, pero no aspira a la vanidad de tal término. Poesía abierta es distracción sublime, es aservo de manifestaciones de insatisfacción, es expresión estética inscrita en linderos amplios del juicio sobre lo bello.
¿Qué se saca de una Caja Borracha de tal cosa? Haga usted la prueba, que lo ácido no va a pelarle la mano, que de pronto sí el ojo, y si nuestros humildes girones llegan a feliz efecto, el espíritu.
Bienvenidos. 713

F M.

|
El Lenguaje de las cosas No-poéticas
Es Incluso, Más poético.



. . .

|
Renazco de las cenizas donde hubo fuego.
'hydroponic paramour' de días pasados y fatalidades...


no puedo mas que conmoverme con foráneas melodías.
. . .

LAS MUTACIONES III

|
De vuelta a mi jornada sideral...

Conservo el aliento que reservé en mis adosados para tiempos ZENiles
en una orgía deliciosa de diálogos inusitados con el espacio interior.

Vuelvo al tríptico renacimiento
reencarnado en liquen vegetal.

Se detiene la ruleta.
REGRESIÓN  al tiempo de Dios...
el puente que comunica al mundo.

Si la paciencia decae
sucumben las emociones..

El oficio del poeta -pienso- dentro de mi poca lactancia de adulto:
no es solo embellecer la palabra
es retocarla para que vincule.

Sobrevuelo hojas de hierva

Me desprendo del traje de astro.

Ambivalencia sensorial

vade retro .


"The Thing"

|
I soon forgot myself and i forgot about the brake
I forgot about all laws and i forgot about the rain.

Esta mañana no espero ver nada...
Sólo contemplar aquella solida montaña que conduce a ese cielo
donde pululan ‘setas’ sobre la mierda sagrada.
Rumbo a la puerta del filo,desciendo para recuperar mi desteñida infancia,de la mano de ese ángel terrenal,habitante en la moradada de 1870.
Sólo le hago una grandísima exigencia mientras vamos devorando carretera:
Que eleve la radio hasta el último magahercio y mantengamos frecuencia modulada,es que prefiero viajar con la velocidad despacio,así nos ocupamos menos en desperdiciarnos;
me aliena que por azar nos encontremos.


No sé qué tiene "esa cosa" que con su  retozar,corta mi llanto.

Ceremony

|
Estás ahí. Quiero entrar a tu habitación pero no puedo hacerlo. Estás a oscuras, en la oscuridad contemplas tu desnudez. Silencio. No entraré. Con solo mirarte ya me basta para saber qué quieres estar solo. Silencio. Miras el piso de madera con los ojos cerrados. Tocas tus piernas sin pasar tus manos sobre ellas. Gritas sin abrir tu boca. Silencio.


Por su excentrísimo, Pipe Zappa. 

"Love Will Tear Us Apart" (Una Vez Más...)

|

Taking different roads
Then love, love will tear us apart again.

Una vez más, el amor vendrá con el verano y se irá con el invierno
en su carruaje de devastadores adióses...
dejándonos las manos colmadas de mil inútiles otoños....

Una vez más, viene para acabarnos con su diamante afilado de niño inquieto.
una vez más viene a arrebatarnos la miel del panal que en vano hemos cultivado.

¡Viene con el más feroz de los huracanes a atiborrar nuestro delirio de grandeza!

No sabemos hasta cuándo, seguiremos cercados por este mar báltico.
mareados y curtidos por el despertar avasallador de la aurora...
Prodigándonos de ese afecto corrosivo con conciencia viciada
de tanto desgastarse, en la tibieza sus amantes...

Vuestra naturaleza abrasiva corrompe lo poco de humano en
nuestras pequeñas existencias,dejandonos solo migajas y pasiones malsanas...

Habrá que aceptar ser hijos de todas las guerras
prisioneros de la carne,
conformarse con amores extraterrestres en odiseas espaciales....

Habrá que resignarse al olvido o la muerte
a ese olvido que es muerte y que es rescate,
anticiparse a la nave de los adióses....
cansarse en paz...


Besos de bebe para Ian Curtis.


Próxima estación: caribe!

                                                                            Xbastardust

Atmosphere

|
Walk in silence, Don't turn away, in silence. Joy Division. 

Un día me asomé por la ventana, y yo, que crecí entre cuerpos caídos y sangre desperdiciada, me quedé observándolo asombrado. Mientras danzaba, introducía y retiraba el cuchillo rasgando la piel de su abdómen. Tras unos pocos pero pronunciados giros, comenzó a fregar el charco escarlata que cubría el suelo, y juntó trocitos de sus entrañas que salpicaban la superficie. Una vez le pareció que la sala estaba limpia, se sentó en la mecedora, recogió de debajo de la silla el montoncito de vísceras, y entre juguetonas risas adosadas al dolor empezó a re-introducirlas en su vientre, por las heridas que su propia mano había causado en medio del baile delirante de Joy Division. Luego se abandonó a la espera, feliz sin esperanza alguna. Atmosphere seguía sonando.


LAS MUTACIONES II

|
"no te escaparás del río que va, como el tiempo va, a ningún lugar
ne me quitte pas"
Jacques Brel

Todos hacemos parte de ese círculo vicioso y de su eterno retorno.

Inevitablemente "no se puede combatir a los instintos,

ellos van a contracorriente....

no se puede ser enemigo de lo adverso e irremediable..."


por encima del bien o del mal, algo nos ata y nos desata

sin que podamos incidir nunca en el devenir del curso de nuestra historia...
hacemos daño sinquererqueriendo, matamos por amor y hastío,
nos dejamos arrastrar por la inercia
hasta formar bacteria;
somos tóxicos para el planeta
...
de lo único que se tiene certeza, es de la plena extinción.

nos aferramos a un sentimiento inútil avecesinfértiles
anidando vagos sueños
...
nos dejamos acabar por el exceso.
( )

En Realidad nunca dijiste que me amabas,
descargaste tus necesidades fatuas en mi...


La fe es lo último que se pierde.

Ahora estoy escapando de otro falso Edén....


Xbastardust

Inocencia

|


Luisita va a ser una gran artista. Eso cree Clara, su mamá. Por eso decidió comprarle colores, pinceles, temperas, óleos, lienzos y papeles; todo lo necesario para que ella pueda explotar su creatividad, sin tener que rayar las paredes de la casa.

Flores, animales, ríos y montañas. Cualquier cosa que se le ocurra, Luisita lo pinta con destreza. Hasta su mamá es motivo de inspiración. A Clara Se le salen las lágrimas al ver su propio retrato, que exhibe orgullosa en la oficina.

Cuando llegan visitas a casa, Clara las hace entrar a la habitación de Luisita donde, con las manos embadurnadas de pintura, pinta a Lucky, su perro. Todos la miran con dulzura.

Cierto día Luisita mira una hoja de papel en su habitación. El delantal que lleva puesto no está salpicado de pintura. Tampoco sus manos ni su cara. No hay pinceles sucios, ni tarros de pintura abiertos. Clara, extrañada, se dirige hacia ella.

- ¿Qué pasa mi amor? ¿Por qué no estás pintando?

Le pregunta Clara, con voz dulce, mientras la abraza. Luisita la mira. Se queda callada. Luego, vuelve a mirar la hoja de papel.

- ¿Qué pasa mi amor? – Insiste Clara
- Es que quiero pintar a Dios y no sé cómo hacerlo ¿Tu sabes?

Clara guarda silencio. No sabe qué decir, ni hacer. Luisita está esperando una respuesta de su madre, pero el silencio se lo impide.

- Mi amor ¿Por qué no vamos mejor al jardín a jugar con Lucky? ¿Te parece? – pregunta Clara
- ¡sí! - Luisita abraza a su madre, se quita el delantal y las dos salen juntas.

En ese momento, mientras la mira jugar, Clara cree que su hija, aparte del arte, podría dedicarse a otras cosas.

Felipe Sánchez Hincapié

Pipe Zappa

Proyecto de vida

|


Llora lo más fuerte que puedas. Te han sacado de tu refugio. Nueve meses allí es mucho, pero nada de apegos. El médico te dará una fuerte palmada, tus padres te besarán y dirán que eres un lindo niño. Tendrás el pelo de tu papá y los ojos de tu mamá. Luego te bautizarán y te llamaras como tu abuelo o algún familiar del que ya no se tiene noticia alguna. Te darán muchos regalos y buena ropa; azul y blanca porque eres un niño, todo un varón. Se reirán cuando te vean gatear o caminar desnudo por la casa. Te tomarán muchas fotos y apretarán tus cachetes. Serás el niño de los ojos de todos, te leerán cuentos, cargarán y darán de comer. Agu gu gu… lindo carajo, serás un hombre de bien y llevarás en alto los apellidos que te acompañan.

Comienzas a crecer. Bermudas, pantaloncitos y camisas planchadas debes lucir los domingos y en semana un uniforme. Estudia. Primero el jardín, luego la escuela y el colegio. Participa en clase y saca las mejores notas. Matemáticas, español y educación física. Mente sana, cuerpo sano. Haz las tareas y no se te ocurra perder ningún examen porque eres el mejor en todo y de eso debes estar convencido.

En casa se buen hijo. Hazle caso a papá y mamá, así se contradigan. No alegues cuando le den a papá el pedazo de carne más grande y a ti el más pequeño, es que el trabaja muy duro para que puedas despertar y dormir con el estomago lleno. No le hagas mala cara a mamá cuando te repita hasta el cansancio que debes portarte bien y alejarte de esos muchachos de la esquina. Tampoco les pegues a tus hermanos cuando se roban toda tu atención. Recuerda que en la familia, por muy disfuncional que sea, se forma al ciudadano del mañana. Animo y sigue este camino, así no te lleve a ninguna parte.

Se sociable. Muestra una sonrisa, así otros no quieran hacerlo y usen sus dientes sólo para comer. Haz muchos amigos. Cuéntales toda tu vida porque confías en ellos, a pesar de que omitas algunos detalles que te ruborizan. Diles que pueden contar contigo pero procura no involucrarte mucho en sus cosas. Cada quien verá que hace con lo suyo.

Conoce a una mujer. Sedúcela, enamórala con serenatas y flores. Tus sentimientos podrán ser otros, pero nadie debe saberlos, incluso tu. Cásate con ella, a lo católico, judío, musulmán o en una ceremonia múltiple. Pero cásate. Prométele amarla en la dicha y la dificultad. Dale muchos hijos, un apartamento en el sur de la ciudad y muchas joyas, vestidos y zapatos. Tu también debes verte bien, a la moda y radiante. Dile que la amas. Diles a tus amantes lo mismo. Asegúrate de cumplir con los deberes conyugales y pasionales, porque eres un hombre y estás en tu derecho y deber de hacerlo.

Trabaja muy duro. Pero antes debes estudiar una carrera rentable ¿Medicina, ingeniería, derecho, negocios internacionales? No importa, cualquiera de esas que escojas está bien, porque eres exitoso pero ay donde te duermas y te lleve la corriente. Trabaja, trabaja y trabaja porque naciste con el pan bajo el brazo pero hay mucho que quieren quitártelo. Cuídate de ellos, que no hacen nada más que vivir la vida sin ninguna preocupación, desposeídos de lo terrenal y celestial porque eso no les importa. Simplemente viven y se deleitan con pequeños detalles. Aléjate de ellos. Recuerda a tus ancestros. Ellos le sacaron provecho al mínimo instante, así en estos momentos poco quede de ello. El tiempo es oro y las manecillas de tu reloj son de cobre.

Paga los impuestos. Dale unos cuantos pesos a los necesitados. Dales a tus hijos y mujer lo que ellos te pidan, así no sea necesario. Dale tu dinero al banco, al ejército que te cuida mientras conduces por la carretera, a los políticos que te representan, aunque tus ideas sean otras, a los futbolistas, así no seas hincha de ellos. No dudes en ser generoso. El dinero no lo es todo, pero hace tu vida y la de otros más amable.

Vive intensamente, pero con moderación. Hazle caso a las dietas y cuanto estilo de vida saludable contradiga el que llevas. Acuérdate: mente sana, cuerpo sano. Muévete, alza tus brazos y quema esa grasa de más. Repite estas palabras mientras haces tú rutina: mente sana, cuerpo sano. ¡No te escucho! MENTE SANA, CUERPO SANO. ¡Eso. Así se habla! Si, si, si. Mente sana, cuerpo sano. Después respira profundo y siente las buenas energías sobre ti. Cierra tus ojos, suspira, relájate, deja que tu cuerpo se suspenda en la nada y se libre de cualquier atadura. ¿Puedes sentirlo? Oum, oum, oum… ¡Que relajante! ¡Qué energía! ¡Vamos! Eres un hombre nuevo y debes plantar y abrazar muchos árboles. Deja de comer carne, camina descalzo y mantén tus ojos entreabiertos para sentir la energía, asi no la veas. Oum, oum, oum…

Los años no vendrán solos. Menos mal que estás preparado para cualquier calamidad. Pensiones, pólizas, seguros. Filas, papeleos y conversar con otros pensionados sobre los ángeles y demonios que a diario se aparecen en este país de falsos creyentes, mientras esperas tu bonificación. Tus hijos ya saben defenderse por sí solos. Vete de vacaciones con tu mujer o si estas disfrutando de la soledad y no llevas el anillo que te puso en el altar. La playa, las montañas, la ciudad, el llano, la selva. El destino es lo de menos. Eso sí, disfrútalo porque con tantas profecías que predican por ahí, a lo mejor este planeta termine siendo una masa calurosa, uniforme y rocosa que no valdría la pena visitar.

Ya bajo la luz del sol o de la luna, contempla todo lo que hiciste o se quedó en una idea. ¿Eres feliz? ¿Eres triste? Mejor ahórrate los comentarios porque no hay vuelta atrás. Ha llegado esa invitada que no esperabas. No te lamentes, no evoques, no le digas que no. Ella simplemente te llevará por otro camino, diferente a ese que te condujo a ninguna parte.

Felipe Sánchez Hincapié

Pipe Zappa

LAS MUTACIONES I

|
"como monstruos engullimos todo lo que nos apetece y luego lo escupimos cuando ya no nos sirve"

Suceden casi por radiación, cuando el sol estornuda y los huracanes son más Fuertes,
siempre hay una ola que no nos favorece, así somos las especies en vía a la extinción...

Materialistas-utilitaristas-autómatas... la lista es larga.
Ahora entiendo porque la gente se vuelve loca, Efraím Medina.

No te preocupes, no es culpa tuya, la culpa es de los sentimientos que mutan,
somos ciclicos, cíclicos posmodernos y cambiamos de posición astral
nos mudamos de cuerpossobrevivimos a todos los climas.
Y sin que lo pensemos, en tantos oficios en que nos ocupan, se nos va la vida...
se nos ha permitido llorar todo el malestar de este mundo, algo nos afecta y queda....

La esperanza es la más alta de todas las mentiras...


X-Bastardust

Vulnerabilidad

|
Golpes de mazo calientes en mis costillas
y aun así desearía hablar con vos,
padre de abandonados dolores en mi costado;
no me mirés así, como si no te dijera nada,
que mis manos de pintor no conocen lenguaje de señas
ni saben dibujar el rostro del silencio.

Tampoco reproduciré la expresión con que callas
porque con nuestras palabras ausentes tenemos suficiente
espacio vacío en nuestras maletas
que esperan irse lejos como nuestros pasos, cuando doblan la esquina
se cuelan por callejuelas de universos no simultáneos,
y por aceras innombrables.

Mas no creás que si te reto es porque no soy de carne
sinó porque quiero sentir tus recuerdos sobre los míos
resollando la pasión de un instante redentor
en el que olvidemos nuestros nombres,
y nuestros tiempos.

Soy vulnerable como tu pálpito,
pero prefiero encarar tu sístole
que no experimentar tu diástole.


[Cantaleta a dos manos de 713 y Pipe Zappa, 1/11/11]

ANICCA (I)

|
Aquello que veo pasará,
y puede que mucho de lo que he visto
ya sea eco sin identidad,
pues el tiempo se arma con dos ideales y un sólido:

lo que es
vino
y se irá.

También soy como el agua:
paso por delante de las cosas,
como cabello sudoroso excitado por la música,
o apacible cuando mis átomos se ordenan
como si fuera piedra milenaria.

Por mucho que me esfuerce en dejar un testamento
seré en toda cosa en que me haya reflejado;
pero también mis reflejos pasarán,
reunidos con el polvo de los huesos
del primer anfibio.

La molécula que me contiene
envía ondas hacia la infinitud sin márgenes
donde otro presente soñará otro futuro
y otro pasado ya pasó;
yo que no tengo la fuerza para retener nada
experimento la nostalgia que no solicité,
así como no solicité venir,
y así como me resisto algunas veces a irme.

Soy lo que soy
porque el mundo es lo que es,
la seguridad de que puedo controlar algo
alimenta la ilusión que obnubila la verdad.

No hay cosa hablada que no llegue a bruma
ni desarrollo que evite lo inevitable.

Morirse

|
No entiendo lo que quieren decir. Se me ocurre que puede ser como vestirse de negro, pues mi abuela y mi mamá y mis tías vienen vestidas de negro y me vistieron de negro a mí. Adentro del cajón me dicen que está el cuerpo del tío. ¿Qué le va a pasar? Mi mamá me dijo que los gusanos se lo van a comer, pero que él no va a sentir dolor. Eso no puede ser cierto. La única explicación es que lo que está en el cajón no es él, porque entonces le dolería.

Pero yo corrí y me asomé saltando mientras el padre hablaba y la gente lloraba, y en efecto era mi tío Jairo. Ahí está dentro con sus bigotes menuditos medio canosos, que se hacen para los lados cuando se ríe. La gente se debe sentir muy contenta cuando el tío se ríe y mira por el espejo para atrás mientras les pone conversa. El tío Jairo es un maestro para poner conversa, y la gente siempre termina contándole sus cosas. A mí me gusta oírlo hablar con las personas en el taxi, porque así aprendo palabras. A veces la gente no se monta porque yo voy ahí, como si tres quedaran muy estrechos atrás o mi tío y yo les fuéramos a dañar el rato. Cosas que uno no entiende, como esto que me dicen, que mi tío no va a sonreir más: le he contado a mi mamá lo que pienso del bigote del tío, y se ha soltado a llorar con más ganas de las que tenían antes. Las salas de velación –así me dijo mi tía Marta que se llamaban estos sitios- deben ser como guarderías para adultos.

Yo me acuerdo que en la guardería era antes como acá. ¡Como hemos cambiado los niños desde Enero hasta aquí! Antes llorábamos por todo y le hacíamos el rato difícil a la profe. Yo veo que El Padre es como el profe de esta guardería, porque anda por aquí y por allá entregando consuelo. Sin embargo, algo pasa, porque la gente no se pone contenta. Una de dos: o el padre no es buen profe, o los adultos son niños muy resabiados. En todo caso, yo por ejemplo el primer día de guardería no me quise salir del salón, y solo con un vaso de Milo me pudieron calmar, porque yo tomo Milo mientras veo las novelas con mi mamá y mi tía. Le he dicho a Alicia la de mi tío Jairo que tome Milo en vez de tinto a ver si se anima, y también se ha largado a llorar con más fuerza.

Al otro día

|
Ahora como siempre el suelo detiene mi caída, pero siento como nunca que las curvas en el espacio-tiempo me están succionando hacia la nada en que habrá de convertirse toda materia.

Anoche en cambio flotaba, pues tu influjo me hace liviano, y como un globo de baja altura, surqué la autopista nocturna alentado por mi llama, mientras dibujos alegres translucían mi piel, y podían verse mis átomos chocando entre sí, liberando el impulso de la piedra, incrementando la energía.

Me pregunto si el brillo que me regalas, generándome un apego apenas un segundo después de saberte cierta, tiene un par en ti, y entonces me alumbras desde el reflejo de tu propia luz, y ni en ti ni en mi se origina realmente la magia.

Viaja desde lugares recónditos, y se atrapa al vuelo en la noche en que hierven alcoholes y mi sangre necesita derramarse para libarte. Esta tarde solo tengo recuerdos y esperanzas, ídolos que hacen de mi altar un juego de superchería erótica; y encandilados, mis ojos no se dan cuenta de que otras fuentes impulsan otras energías. Cerraré los ojos, y remojaré en la estela de sopor del sol menguante la sensación de tu cuerpo.

Nube con aspecto tétrico

|
Repto por un prado en bicicleta
y un canario desde el cielo
me lanza amables flechas de melodía
que respondo sonrientemente,
y el canario gira en el aire
dibujando una espiral.

El centro de la espiral enfoca el cielo:
inmenso lienzo de gases
Sobre el que las nubes dibujan prodigios.
Cuando sigo el vuelo del ave
se ve una nube que me mira
con una cara aterradora de fantasma.

Entonces me pregunto por el sentido del ceño de la nube.
un par de breves visajes de aguacero
alcanzan para darle a una nube gigantesca
el porte imponente de un guerrero nórdico.

En esas la tarde cae tras la nube en forma de mantel de seda anaranjado
bajo cuyo influjo de luz
los bordes de la nube se colorean de oscuridad.
No puedo saber si tal oscuridad es lluvia
pero me inquieta el hecho de que apareciera con la luz.
Ahora la nube es una mota de algodón gigantesca
hinchándose de solidez por todas partes.

Y empieza a llover sobre mis ojos desnudos para el cielo
pero la lluvia me toca con tanta placidez
que no puedo renegar del momento
y siento que aquellos visajes de ojos enojados
eran el bigote de un ruso tras un trago de Vodka
o dos águilas batallando para salud de una ardilla…
o un anuncio de lluvia
que me estaba tomando demasiado en serio
por alguna aversión que eventualmente tiene el ánimo
a la vía por la que ocurre el tiempo.

Bajo mi cara recién lavada en el canto de las gotas
alzo con un gesto sonriente mi bicicleta
y salgo dando como puedo tumbitos de felicidad
mientras sobre el mundo entero cae una tormenta.

Incomprenderte

|
Tus dedos tocan mi abdomen,
se trasladan las yemas a la felpa.

Tu boca cuando la beso

besa
sonríe
respira
y besa.

Surcan mis dedos tu piel,
trazan estelas de luz en la noche que te recubre.

Mis brazos agarran tu cintura como a un viejo árbol
y bailas una marejada de sutiles contoneos.

Me dices con tu voz,
menos sabia que tu cuerpo,
que quisieras estar conmigo
y que no quieres hacerlo.

Cristales llovidos cubren mis ojos.

Te veo naufragar en jardines exteriores:
tu cuerpo me nombra callando,
tu mente calla y se hunde.

Cosa de adultos

|
5 niños con nombre se reúnen en la escuela durante el descanso. Este año no están juntos en clase, pero el beat de sus corazones empieza a uniformarse cuando faltan 15 para las 10. Lo que planean no es poca cosa: hay que vivir la noche, porque los adultos quieren ocultarla. Con mayor o menor diligencia, sus padres o tutores les han dado a todos las mismas razones: que la calle no es para los niños, que tarde en la noche pasan cosas malas, que corren peligro después de cierta hora.

Algo tiene la noche que los adultos la ocultan. Sus ruidos son una sinfonía de incertidumbre que, si un día asustó, sospechada lo suficiente en sesiones colectivas de intercambio de lonchera, ha terminado por seducir. Han comprendido a priori que juntos no pueden moverse, pues los descubrirían muy fácil. Entonces hay que raptar sigilosamente por las calles, registrando los sucesos y relatándolos en tiempo real al resto del clan. ¿Cómo hablar sin palabras? La noche contiene sus propios lenguajes, entonces hay que camuflarse en alguno de ellos.

Tomates

|
Inane, me abro el torso y solo hay dos tomates en la parte baja de mi abdomen. Me recorre un frío solitario que busca acomodo en algún lugar, encima, debajo o entre los tomates. A veces duerme cerca del cuello, y siento que tengo algo para decir, pero solo me dan ganas de hablar de tomates. Otras veces se ubica a un costado, entonces me pregunto dónde queda mi corazón, y descubro que aparte de tomates tengo un corazón en descomposición en la parrilla de encima de los tomates. Abro el congelador y allí está mi cerebro. Sorpresa: está congelado. Con el corazón podrido, y el cerebro congelado, vuelvo al principio, y no me quedan más que los tomates. 

Mejor me hago una ensalada antes de que se echen a perder.

10:30 pmBridge

|
By X-B

To Zapft Soldier

i´m going on the last train looking for a starry night
on the dance floor dancing with myself.:

boys and girls with extra-hormones
not satisfied with 7 senses
are lurking for a new pairing between souls

I stay on the lookout
at the door´s perception
until the early morning ...

imaginary soldiers scrambling to repair the world /than fools destroyed/after many lost battles.:

Enjoy your day licence as last!
take advantage of your bail
making friends during the trip
who never see again...


I´m looking for my emancipation
through the otherside of the coin.

Some wise man said that the die is cast
Australia is far from here and just met this week!
I´m flying...

Humans can not do anything else..

Why do i need feet if I Have wings To fly?

La semilla voladora (La paciencia, nº1)

|
La semilla caía una y otra vez, cortando el aire circularmente con sus tres hojas para alargar su estadía en el cielo, mientras Emilio se cercioraba de aquello que del mundo daba por sentado. Allí solo encontraba a su madre, que en medio de su silencio había sido diligente para prolongarle la vida, regalándole una sensación que sospechaba era amor. Entonces no iba a abandonarla, y su casa, y no la lejanía y las montañas, sería su lugar de confinamiento. Allí se dedicaría a atestiguar como la semilla se convertía en árbol. La puso en su boca con las tres hojas para afuera, sintiendo como las vellosidades del tallo laceraban casi imperceptiblemente sus labios; y empezó a caminar hacia la ruta del bus. 

Ahí por última vez escuchó una canción. Era un reggaetón de moda, que no decía mucho para él, y más bien le recordaba aquello de lo que carecía. Abajo del bus, caminó por el andén que conducía a su casa atento a que no germinara ninguna esperanza que comprometiera su decisión. Giró la llave y entró en su casa, donde sombras en forma de triángulo invadían el espacio; sabía que no volvería a traspasarlas de salida, y penetró al interior de ellas. 

Cumpleaños nº 20

|
La mañana que cumplía 20 años
ese que soy yo amaneció de 40.

Sus manos estaban rellenas de cansancio
lo cubría un abrigo de células muertas
nublaban su vista cataratas hijas de un sol no observado.

Afuera un rayo, al igual que antes
partía el cielo en dos abismos.
La lluvia todavía olía a nulidad
la ciudad aun vestía ese traje gris.

Sentía el cansancio de dos malas vidas
como si dos coros cantaran su réquiem
sentía por dos la somnolencia de la rutina
como dos le pesaba el recuerdo del amor
experimentaba nauseas gemelas por el tiempo consumado.

No repitió para sí que era imposible
ni lloró siquiera un compás para aliviarse
ni se vio afligido frente al espejo,
tal vez fuera la indiferencia el único encanto posible.

Una sonrisa tímida alzó la mano en su rostro
cuando pensó que quizá al otro día,
por qué no habría de repetirse el paso,
amanecería de ochenta;
entonces la patasola sería una mesa con piernas humanas
habría una cuchilla burlona en cada esquina del cuarto
serían dentro de sí dos bestias y dos hombres
y el cielo sería cuatro planos de estrellas soslayadas.
La tarde del día que cumplía 20 años
ese que soy yo decidió no arriesgarse a un amanecer más.

El escapulario de la abuela

|
Entonces, por la virgen y todos los santos, jurame Fabían que no vas a hacer el mal a nadie. Y le colocó el escapulario, cortico para que no pudiera sacarlo sin soltarlo y anudado con la fuerza de siete décadas amasando. Fabían asintió como se asiente mecánicamente para quien hace de madre. Sin embargo, salía de la casa para subyugar el mundo, y no estaba entre sus planes hacerlo por las buenas. La primera vez que robó apareció bajo el escapulario un pequeño sarpullido, y así cada vez que repitió la faena. La primera vez que mató sintió que el escapulario le quemó, y cada vez que lo hizo de nuevo se acrecentaba el ardor. Así, harto ya de la molestia lo suficiente como para profanar la memoria de su abuela, trató de quitarse el escapulario de un tirón, y su cabeza cayó sobre las piernas de la pequeña que sollozaba con la ropa rasgada en frente suyo.

Dos nenas recostadas en el césped. Country life de Roxy Music.

|



Imaginemos que estamos en un club de karaoke en algún lugar inhóspito, donde es casi imposible toparnos con algún club de karaoke. Puede ser alguna isla del pacifico sur, algún bar en Alaska o en esos antros de mala muerte que salen en las películas gringas, o mejor aun; alguna taberna de algún pueblo de la costa colombiana o metido en lo mas inhóspito de nuestras montañas del interior. Dicen que la tecnología está en todas partes, la imaginación ni se diga, más en esos lugares donde menos pensábamos.

Consejo para un escritor

|

Consejo para un escritor

A mis 21 años voy a tomarme el atrevimiento de darte un consejo. Cuando escribas o te hagas a la idea de hacerte escritor, nunca por nada del mundo, digas que sos escritor porque correrás el riesgo de matar la fantasía y el misterio que conlleva narrar tu mundo o el de otros.

No te extrañes, y si lo haces, bueno tómalo como la negación tajante y sistemática de una categoría o profesión con el ánimo de renunciar a las virtudes y desventajas que conlleva tan ilustre profesión. Aunque, insisto, el que no escucha consejos no llega a viejo, sentencia el popular refrán.

Y a todas estas ¿Por qué negar la profesión de escritor? ¿No crees que es demasiado incomodo cuando estás en una reunión y dices “yo soy escritor” y dos o tres jovencitas te miran con suspiros contenidos o dos o tres rufianes te piden que le escribas un verso para regalárselo a esas dos o tres jovencitas que te miraron con suspiros contenidos cuando dijiste “yo soy escritor”?

Números de amor

|
De Gothic Love (D.E.B.)

Para Él, ella era solo un sueño, era perfecta en todo su ser, tenia todos los números que buscaba.

En sus sueños, ella era el número áureo, tenia en sus ojos la perfección de Pi, sus piernas expelían la magia de mil integrales juntas; sus senos se parecían a su función homónima dividida por una constante, en sus caderas semicircunferencias casi perfectas, y en sus oscuros cabellos las graficas de diez mil tangentes.

Él, la esperó, la anheló, guardó para sí mismo numerosas noches de enrevesado sexo, se las guardó a ella, solo la quería a ella.

Albergaba en su alma millares de incógnitas con una única solución que aun no había encontrado. Ya antes lo había intentado, fueron muchas noches de infructuoso desvelo que solo le generaban más dolor, pero ninguna respuesta.

Su cuerpo, no era más que el símil de una larga recta vertical, pero que parecía haber sido dibujada por un niño de tres años, su rostro daba risa, pero curiosamente, nunca reía. En sus ojos solo se podían ver las cenizas de lo que antes había sido una función cardioide. Era un punto más de un plano en el que no quería estar.

Rabia del tiempo

|
 
El sol se fue a otro cielo
la nube se fue a otro cielo
ahora el firmamento no es más que fuego
revoloteando sobre el negro profundo
atentando en chorros contra mi planeta
sin atreverse a traspasar el aire
¿por qué se quedó el aire si todo se ha ido?

Veo sobre la piedra el reloj de arena
alrededor de la piedra estoy yo en todas partes
y la madre del tiempo dentro del reloj
las dunas empiezan a ceder en torno mío
miro el reloj sobre la piedra
veo un pájaro congelado en el cielo
veo el fuego detenido arriba
dentro del reloj la arena no desciende
fuera del reloj la arena llena mis cavidades.

Medellìn, a solas contigo

|
Pipe Zappa
Fotografía
Junio de 2010


Prócer                  













El vuelo de los guerreros
 Enredadera

                               






Los vigilantes




Líneas
                                                 















Llamada en espera


Caminar sin movimientos                                                              
                                                                                                   
RascaCielo                                                                                                                                                                                                                  
Reflejo                                                

Cristal












 Catedral











Mi padre me decía a mis doce años que para convertime en un "verdadero hombre" tenía que salir a la calle. A esa edad solo sabía que Soda Stereo sonaba en casettes, que para llegar al cielo simplemente había que trasar una linea de tiza en el suelo, y que al presidente le daba por hablar de la economía en pique, carros bombas y condecoraciones justo en el momento más emocionante de la telenovela, cuando buenos y malos se decían las verdades. Lo cierto es que cuando salí a la calle no fue a la vuelta de la esquina o a la tienda de Don Pacho, fue al centro de Medellín. yo miraba a todos lados, asustado, confundido y no me explicaba como en medio de la montañas aquellos edificios competían con su altura e imponencia. Tampoco comprendí de donde salia tanta gente, para dónde iban. Tampoco comprendí por qué algunos se ganaban la vida y otros se la quitaban, tampoco comprendí por qué un maniquí encerrado en una vitrina ve desfilar en esa pasarela a señores de empresa, señoras de bien, niños, mendigos, jubilados, ramilletes de flores marchitas, máscaras, lentejuelas de neón,vestidos de terciopelo o papel, cristales, sol y lluvia. Medellín en ese entonces era para mí un enigma, como lo sigue siendo ahora. Ahora comprendo algunas cosas. En esta ciudad me he enamorado, me he desepcionado, tengo mis amantes, mis amigos imaginarios, mis confidentes, mis cigarros y mi licor, mi sangre que es humo sobre el pavimento, comprendo ahora también que a esta puta ciudad la amo y la odio con fervor y que en ella me hice hombre que también llora como un niño bajo sus puentes o recostado en sus pasillos. A VOS MEDELLÌN.

AVE

|

Un día amaneces
Con el ala herida
Y el cielo nublado
Impide que alces vuelo.
Te quedas en la tierra deambulando,
Sos alguien más
Pasas por las vitrinas
Y miras a los maniquís,
Ellos quisieran bailar un vals contigo en su celda.
Vuelves a ser el mismo
Y no sabes cual es tu nombre,
Todos lo saben
Pero lo olvidan.
Un pájaro muere
En la plazuela de San Ignacio
Su nido era de cemento
Y sus plumas de vidrio,
Le escribes un poema a esa pluma que ves posada
En la banca donde estas sentado.
Dicen por ahí
Que no pierdas el tiempo
Escribiéndole versos a un ave
Cuando esta ciudad se quema con sus cenizas,
Pero vos no sos tonto
Vos sos libre,
Y en silencio comprendes
Que ellos quisieran alzar vuelo también
Pero no han dibujado sobre el silencio
Esas alas abiertas desafiando a la nada.

A Walter Espinal y su pirata callejero.

"Perdoneme usted señor la improvisacion"

|
Bueno señores. alguien hablaba de las bondades de la improvisación. Si uno va a la opera y si a alguno de los cantantes se le olvida alguna de sus lineas o en su defecto no sabe hablar italiano, hay dos opciones, una que salgas despavorido del teatro exigiendo que te devuelvan el dinero, o dos, quedarte ahí riéndote de tal comedia. yo preferiría la segunda. la improvisación esta presente en todo, hasta en tener sexo. para ello no hay ni física ni palabra alguna, las cosas pasan porque pasan. hay improvisación hasta en la política, y ahora que estamos en elecciones pues mas se nota ese recurso, insisto en que su voto sea a conciencia. me senté hace unos minutos después de que escampo a pensar en que podía escribirle a ustedes. Pence por un momento en algun cuento o fragmento de algunas de mis disvariaciones mentales, o también tratar de hacer un tratado de filosofia. pero mis delirios se quedan conmigo y con la filosofia no es que me lleve muy bien, aunque al viejo Nietzsche le tengo aprecio. pence en imporvisar una a una estas lineas, olvidandome de cualquier secuencia gramatical, con la ortografia no hay muchas esperanzas. queria pedriles disculpas por nuestra ausencia pero cada uno ha estado arreglandocelas con la vida. yo por mi parte apenas salgo de una resaca terrible donde mis lagrimas no daban a mas.¿bueno pipezappa y porque no aprovechaste aquel estado para sacar todo ese dolor y manifestarlo en tus letras? porque queridos amigos, el escritor o el que se hace llamar poeta tambien tiene momentos de silencio, se ausenta de todo. me ausente de cocteles a los que no me habian invitado y que yo me hacia invitar, no soportaba esa frivolidad, todo me parecia frivolo hasta la Garbo, pero a ella mi admiracion desmedida siempre , asi como a Almodovar y Madonna. no queria saber de nadie, absolutamente. ya no soportaba repetir las mismas canciones, solo con medio paquete de cigarrillos al dia bastaba para concluir que el mundo se hacia una mierda por completo.

El dobladillo de la pisada

|
Pasas como una ráfaga la siguiente esquina
te denuncia la estela de pintura
que dejas de la alcantarilla al cielo
giro la calle jadeando y ya no hay estela
corro con las piernas flexionadas
mis gritos no alcanzan a ubicar tu forma
¿cómo eres porvenir?

No me alumbran el camino las luces de ciudad
los adoquines se rehúsan a hablarme del futuro
tengo miedo de no saber qué es lo que pierdo
cuando pierdo en este juego sin arbitro ni balón

¿Dónde te escondes porvenir?
las heridas de mi costado no se han cerrado
y todavía a lontananza presiento otras cruces
¿serás porvenir una suerte de calvario
al que retornaré cada tanto, cada poco
por un camino circular del que he sido impronta?

Presiento de nuevo y ahí está la estela
remo con mis manos entre un rio de adrenalina
las rocas danzan escoltas arededor de mi canoa
y lo veo escabullirse entre un quiebre del rio
ahí estás porvenir
se que eres
se que vienes
déjame ver tu rostro que desconozco y temo

Aquí estoy existiendo más de la cuenta
y pienso que uno no se muere de porvenir
y sin arreglo a tal conciencia
se fugan de mí para explotar en algún cielo
ráfagas de incertidumbre violenta
salto en un pie una ronda de bajo continuo
(demasiado seria para ser ronda)
en algún cuadro de la golosa debe haber mina
y si la piso, ya la he pisado
me queda mutilado el viso del horizonte

¿Cuánto vales porvenir?
Presiento una vez más, una última vez
y pienso que nadie sabe cuánto me dueles
razón tenía mi amiga de dedos delgados
mejor es entregarse al vino que sortearse al porvenir
en el alcohol soy hoguera de mis acometimientos
en el porvenir soy un ensayo anónimo del creador

Me temo que no estaré mañana
me temo que mañana estará otro Jorge,
persiguiendo estelas y embarcaciones
preguntándoles cuánto valen y cómo son

Pobre de mí mañana, pobre de mí hoy
ignoro que lo que busco
son mis huellas sobrepasándome
es mi rastro delante de mí
|


Titulo: Cow Boy
Autor: Pipe Zappa
Tecnica: Dibujo hecho en paint
Fecha: 2009

Traducciones

|
Quiero descifrar
Las palabras que salen de mis ojos
Oraciones
Suplica delirante
Recitada en el santo éxtasis.
Suspiro que corta tu llanto
Cuando estamos unidos en plena efervescencia
Sexo que emanan tus manos,
Esas que tocan la pared roída
Antes nos separaba
Ahora somos dos sombras que se besan sobre ella.
Palabras
Sentencia de muerte
Señal de vida en la rama seca
La que arrulla a la novia triste.
Quiero saber que nube
Sale de mi boca cuando te miro,
Alfabeto extranjero
Escondido en el reino de mi subjetividad.
Corona de barro
La que adorna la cabeza
De la reina subterránea.
Poesía
La que canta su ángel de la guardia, custodio de sus pasiones
Quiero saber que veo
Cuando desciendes de la montaña de chatarra
O cuando arrancas la baraja de leyes
Mejor aun
Cuando desteñimos la bandera con nuestro llanto
Todo eso
Bello escritor de ficciones
Que leen los pájaros posados en tu ventana,
Lo podre aclarar cuando me digas tu nombre.

Evidencia

|
No había vuelto a leer ningún periódico. No sabía nada de lo que pasaba afuera. Se había quedado encerrada en su habitación, tirada en la cama. Llovía mucho, las montañas y sus diminutas casas eran cubiertas por la niebla. Afuera, el agua borraba las huellas de los que llegaron tarde a sus casas. Ella seguía ahí tirada en una cama, desnuda, mirando al vacio. En la mesa de noche habían muchas fotos de cuando ella era niña, de sus amigos, de paisajes hermosos como esos cuando uno va al oriente antioqueño. aunque una foto en particular de un chico apuesto con cierta cara de cinismo rasgada y rayada con al parecer labial rojo, reposaba en la mesa. También una carta que fue leída con rabia porque estaba algo arrugada, tal vez era una despedida .Aquel bodegón fue complementado con un frasco blanco, estaba completamente vacío. Nadie fue en esos días a visitarla, igual no estaba de ánimos para ser anfitriona. Comió poco, unas cuantas migajas de arepa daban cuenta de su poco apetito. Lo que si había por montones y regadas en el piso eran colillas de cigarrillo, Marlboro para ser exactos, una copa grande y Botellas de vino francés, todas vacías, tenia buen gusto. Estaban amontonadas y regadas en una esquina al extremo derecho de la cama. El televisor estaba prendido; las noticias, telenovelas, muñecos, propagandas de jabones, carros y recompensas a quien diera información de los más buscados, poca variedad en la tele, como siempre. El día pasaba y una mosca se poso en su cuerpo, quiso ver esa belleza de la que muchos habían comentado. Estaba dormida. Un fuerte golpe y unos hombres con lentes oscuros, gabán y otros más formales de uniforme entraron y rodearon toda la habitación. La mosca espantada salió volando, los visitantes empezaron a tomar fotos, a recoger las basuras y las metieron en unas pequeñas bolsas transparentes con mucho cuidado, dos hombres la miraron con cierta frialdad y mirándose fijamente, dijeron: Suicidio.

La Baraja

|


Un par de compadres barajan las cartas en la oscuridad de la media noche. Dos costeños para ser exactos, que se vinieron pa este vacío rodeado de montañas ¿De qué estaban hablando? No tengo la certeza, porque solo escuche murmullos, era tarde y que pena de los vecinos hablar tan duro a estas horas, mas fácil dejan gritar a un político que a un par de amigos. Pusieron las cartas sobre la mesa, y un silencio invadió la partida. Tal vez los compadres se percataron de que en esas cartas estaba escrito cada detalle de sus vidas.

Decimotercer borrador

|
Él entra en la casa
ella lo mira con indiferencia
él le pregunta por el punto de fuga
ella le contesta con una mueca
él no comprende tonos insinceros
ella mira el suelo y finge estar ocupada
él le toma el hombro y le pide una carta
ella le da un comodín sin baraja
él le pide un sueño de caminos despejados
ella gira hacia él dándole la otra espalda
él exige el momento de las reivindicaciones
ella se queda parada y en el cuarto suenan risas
él corre destrozándolo todo
ella le extiende las manos tratando de atraparlo

cómo se destruye a golpes
la casa de la fortuna

Él patea tarros oxidados que están por doquier
ella le lanza dardos con dosis de sopor
él destroza obras dominadas por la firma
ella arrastra vendavales interinos
él salta sobre las mesas tirando al aire pápeles grises
ella se queda parada y en el cuarto suenan gritos
él se muerde un dedo y ensangrienta las paredes
ella empieza a exasperarse e inunda la habitación
él ya no tiene oxígeno y parece desfallecer
ella va hacia su cuerpo y le da respiración
él reacciona expulsando heces en tos
ella lo mira compasiva y le otorga la videncia

él decide ser el azar
ella se queda quieta y en el cuarto suena un llanto