La Caja Borracha de Poesía Abierta

Poesía abierta significa conmoción. Semánticamente, está cerca de alguna definición pretendida de arte, pero no aspira a la vanidad de tal término. Poesía abierta es distracción sublime, es aservo de manifestaciones de insatisfacción, es expresión estética inscrita en linderos amplios del juicio sobre lo bello.
¿Qué se saca de una Caja Borracha de tal cosa? Haga usted la prueba, que lo ácido no va a pelarle la mano, que de pronto sí el ojo, y si nuestros humildes girones llegan a feliz efecto, el espíritu.
Bienvenidos. 713

La semilla voladora (La paciencia, nº1)

|
La semilla caía una y otra vez, cortando el aire circularmente con sus tres hojas para alargar su estadía en el cielo, mientras Emilio se cercioraba de aquello que del mundo daba por sentado. Allí solo encontraba a su madre, que en medio de su silencio había sido diligente para prolongarle la vida, regalándole una sensación que sospechaba era amor. Entonces no iba a abandonarla, y su casa, y no la lejanía y las montañas, sería su lugar de confinamiento. Allí se dedicaría a atestiguar como la semilla se convertía en árbol. La puso en su boca con las tres hojas para afuera, sintiendo como las vellosidades del tallo laceraban casi imperceptiblemente sus labios; y empezó a caminar hacia la ruta del bus. 

Ahí por última vez escuchó una canción. Era un reggaetón de moda, que no decía mucho para él, y más bien le recordaba aquello de lo que carecía. Abajo del bus, caminó por el andén que conducía a su casa atento a que no germinara ninguna esperanza que comprometiera su decisión. Giró la llave y entró en su casa, donde sombras en forma de triángulo invadían el espacio; sabía que no volvería a traspasarlas de salida, y penetró al interior de ellas. 

Cumpleaños nº 20

|
La mañana que cumplía 20 años
ese que soy yo amaneció de 40.

Sus manos estaban rellenas de cansancio
lo cubría un abrigo de células muertas
nublaban su vista cataratas hijas de un sol no observado.

Afuera un rayo, al igual que antes
partía el cielo en dos abismos.
La lluvia todavía olía a nulidad
la ciudad aun vestía ese traje gris.

Sentía el cansancio de dos malas vidas
como si dos coros cantaran su réquiem
sentía por dos la somnolencia de la rutina
como dos le pesaba el recuerdo del amor
experimentaba nauseas gemelas por el tiempo consumado.

No repitió para sí que era imposible
ni lloró siquiera un compás para aliviarse
ni se vio afligido frente al espejo,
tal vez fuera la indiferencia el único encanto posible.

Una sonrisa tímida alzó la mano en su rostro
cuando pensó que quizá al otro día,
por qué no habría de repetirse el paso,
amanecería de ochenta;
entonces la patasola sería una mesa con piernas humanas
habría una cuchilla burlona en cada esquina del cuarto
serían dentro de sí dos bestias y dos hombres
y el cielo sería cuatro planos de estrellas soslayadas.
La tarde del día que cumplía 20 años
ese que soy yo decidió no arriesgarse a un amanecer más.

El escapulario de la abuela

|
Entonces, por la virgen y todos los santos, jurame Fabían que no vas a hacer el mal a nadie. Y le colocó el escapulario, cortico para que no pudiera sacarlo sin soltarlo y anudado con la fuerza de siete décadas amasando. Fabían asintió como se asiente mecánicamente para quien hace de madre. Sin embargo, salía de la casa para subyugar el mundo, y no estaba entre sus planes hacerlo por las buenas. La primera vez que robó apareció bajo el escapulario un pequeño sarpullido, y así cada vez que repitió la faena. La primera vez que mató sintió que el escapulario le quemó, y cada vez que lo hizo de nuevo se acrecentaba el ardor. Así, harto ya de la molestia lo suficiente como para profanar la memoria de su abuela, trató de quitarse el escapulario de un tirón, y su cabeza cayó sobre las piernas de la pequeña que sollozaba con la ropa rasgada en frente suyo.

Dos nenas recostadas en el césped. Country life de Roxy Music.

|



Imaginemos que estamos en un club de karaoke en algún lugar inhóspito, donde es casi imposible toparnos con algún club de karaoke. Puede ser alguna isla del pacifico sur, algún bar en Alaska o en esos antros de mala muerte que salen en las películas gringas, o mejor aun; alguna taberna de algún pueblo de la costa colombiana o metido en lo mas inhóspito de nuestras montañas del interior. Dicen que la tecnología está en todas partes, la imaginación ni se diga, más en esos lugares donde menos pensábamos.

Consejo para un escritor

|

Consejo para un escritor

A mis 21 años voy a tomarme el atrevimiento de darte un consejo. Cuando escribas o te hagas a la idea de hacerte escritor, nunca por nada del mundo, digas que sos escritor porque correrás el riesgo de matar la fantasía y el misterio que conlleva narrar tu mundo o el de otros.

No te extrañes, y si lo haces, bueno tómalo como la negación tajante y sistemática de una categoría o profesión con el ánimo de renunciar a las virtudes y desventajas que conlleva tan ilustre profesión. Aunque, insisto, el que no escucha consejos no llega a viejo, sentencia el popular refrán.

Y a todas estas ¿Por qué negar la profesión de escritor? ¿No crees que es demasiado incomodo cuando estás en una reunión y dices “yo soy escritor” y dos o tres jovencitas te miran con suspiros contenidos o dos o tres rufianes te piden que le escribas un verso para regalárselo a esas dos o tres jovencitas que te miraron con suspiros contenidos cuando dijiste “yo soy escritor”?

Números de amor

|
De Gothic Love (D.E.B.)

Para Él, ella era solo un sueño, era perfecta en todo su ser, tenia todos los números que buscaba.

En sus sueños, ella era el número áureo, tenia en sus ojos la perfección de Pi, sus piernas expelían la magia de mil integrales juntas; sus senos se parecían a su función homónima dividida por una constante, en sus caderas semicircunferencias casi perfectas, y en sus oscuros cabellos las graficas de diez mil tangentes.

Él, la esperó, la anheló, guardó para sí mismo numerosas noches de enrevesado sexo, se las guardó a ella, solo la quería a ella.

Albergaba en su alma millares de incógnitas con una única solución que aun no había encontrado. Ya antes lo había intentado, fueron muchas noches de infructuoso desvelo que solo le generaban más dolor, pero ninguna respuesta.

Su cuerpo, no era más que el símil de una larga recta vertical, pero que parecía haber sido dibujada por un niño de tres años, su rostro daba risa, pero curiosamente, nunca reía. En sus ojos solo se podían ver las cenizas de lo que antes había sido una función cardioide. Era un punto más de un plano en el que no quería estar.

Rabia del tiempo

|
 
El sol se fue a otro cielo
la nube se fue a otro cielo
ahora el firmamento no es más que fuego
revoloteando sobre el negro profundo
atentando en chorros contra mi planeta
sin atreverse a traspasar el aire
¿por qué se quedó el aire si todo se ha ido?

Veo sobre la piedra el reloj de arena
alrededor de la piedra estoy yo en todas partes
y la madre del tiempo dentro del reloj
las dunas empiezan a ceder en torno mío
miro el reloj sobre la piedra
veo un pájaro congelado en el cielo
veo el fuego detenido arriba
dentro del reloj la arena no desciende
fuera del reloj la arena llena mis cavidades.

Medellìn, a solas contigo

|
Pipe Zappa
Fotografía
Junio de 2010


Prócer                  













El vuelo de los guerreros
 Enredadera

                               






Los vigilantes




Líneas
                                                 















Llamada en espera


Caminar sin movimientos                                                              
                                                                                                   
RascaCielo                                                                                                                                                                                                                  
Reflejo                                                

Cristal












 Catedral











Mi padre me decía a mis doce años que para convertime en un "verdadero hombre" tenía que salir a la calle. A esa edad solo sabía que Soda Stereo sonaba en casettes, que para llegar al cielo simplemente había que trasar una linea de tiza en el suelo, y que al presidente le daba por hablar de la economía en pique, carros bombas y condecoraciones justo en el momento más emocionante de la telenovela, cuando buenos y malos se decían las verdades. Lo cierto es que cuando salí a la calle no fue a la vuelta de la esquina o a la tienda de Don Pacho, fue al centro de Medellín. yo miraba a todos lados, asustado, confundido y no me explicaba como en medio de la montañas aquellos edificios competían con su altura e imponencia. Tampoco comprendí de donde salia tanta gente, para dónde iban. Tampoco comprendí por qué algunos se ganaban la vida y otros se la quitaban, tampoco comprendí por qué un maniquí encerrado en una vitrina ve desfilar en esa pasarela a señores de empresa, señoras de bien, niños, mendigos, jubilados, ramilletes de flores marchitas, máscaras, lentejuelas de neón,vestidos de terciopelo o papel, cristales, sol y lluvia. Medellín en ese entonces era para mí un enigma, como lo sigue siendo ahora. Ahora comprendo algunas cosas. En esta ciudad me he enamorado, me he desepcionado, tengo mis amantes, mis amigos imaginarios, mis confidentes, mis cigarros y mi licor, mi sangre que es humo sobre el pavimento, comprendo ahora también que a esta puta ciudad la amo y la odio con fervor y que en ella me hice hombre que también llora como un niño bajo sus puentes o recostado en sus pasillos. A VOS MEDELLÌN.

AVE

|

Un día amaneces
Con el ala herida
Y el cielo nublado
Impide que alces vuelo.
Te quedas en la tierra deambulando,
Sos alguien más
Pasas por las vitrinas
Y miras a los maniquís,
Ellos quisieran bailar un vals contigo en su celda.
Vuelves a ser el mismo
Y no sabes cual es tu nombre,
Todos lo saben
Pero lo olvidan.
Un pájaro muere
En la plazuela de San Ignacio
Su nido era de cemento
Y sus plumas de vidrio,
Le escribes un poema a esa pluma que ves posada
En la banca donde estas sentado.
Dicen por ahí
Que no pierdas el tiempo
Escribiéndole versos a un ave
Cuando esta ciudad se quema con sus cenizas,
Pero vos no sos tonto
Vos sos libre,
Y en silencio comprendes
Que ellos quisieran alzar vuelo también
Pero no han dibujado sobre el silencio
Esas alas abiertas desafiando a la nada.

A Walter Espinal y su pirata callejero.

"Perdoneme usted señor la improvisacion"

|
Bueno señores. alguien hablaba de las bondades de la improvisación. Si uno va a la opera y si a alguno de los cantantes se le olvida alguna de sus lineas o en su defecto no sabe hablar italiano, hay dos opciones, una que salgas despavorido del teatro exigiendo que te devuelvan el dinero, o dos, quedarte ahí riéndote de tal comedia. yo preferiría la segunda. la improvisación esta presente en todo, hasta en tener sexo. para ello no hay ni física ni palabra alguna, las cosas pasan porque pasan. hay improvisación hasta en la política, y ahora que estamos en elecciones pues mas se nota ese recurso, insisto en que su voto sea a conciencia. me senté hace unos minutos después de que escampo a pensar en que podía escribirle a ustedes. Pence por un momento en algun cuento o fragmento de algunas de mis disvariaciones mentales, o también tratar de hacer un tratado de filosofia. pero mis delirios se quedan conmigo y con la filosofia no es que me lleve muy bien, aunque al viejo Nietzsche le tengo aprecio. pence en imporvisar una a una estas lineas, olvidandome de cualquier secuencia gramatical, con la ortografia no hay muchas esperanzas. queria pedriles disculpas por nuestra ausencia pero cada uno ha estado arreglandocelas con la vida. yo por mi parte apenas salgo de una resaca terrible donde mis lagrimas no daban a mas.¿bueno pipezappa y porque no aprovechaste aquel estado para sacar todo ese dolor y manifestarlo en tus letras? porque queridos amigos, el escritor o el que se hace llamar poeta tambien tiene momentos de silencio, se ausenta de todo. me ausente de cocteles a los que no me habian invitado y que yo me hacia invitar, no soportaba esa frivolidad, todo me parecia frivolo hasta la Garbo, pero a ella mi admiracion desmedida siempre , asi como a Almodovar y Madonna. no queria saber de nadie, absolutamente. ya no soportaba repetir las mismas canciones, solo con medio paquete de cigarrillos al dia bastaba para concluir que el mundo se hacia una mierda por completo.

El dobladillo de la pisada

|
Pasas como una ráfaga la siguiente esquina
te denuncia la estela de pintura
que dejas de la alcantarilla al cielo
giro la calle jadeando y ya no hay estela
corro con las piernas flexionadas
mis gritos no alcanzan a ubicar tu forma
¿cómo eres porvenir?

No me alumbran el camino las luces de ciudad
los adoquines se rehúsan a hablarme del futuro
tengo miedo de no saber qué es lo que pierdo
cuando pierdo en este juego sin arbitro ni balón

¿Dónde te escondes porvenir?
las heridas de mi costado no se han cerrado
y todavía a lontananza presiento otras cruces
¿serás porvenir una suerte de calvario
al que retornaré cada tanto, cada poco
por un camino circular del que he sido impronta?

Presiento de nuevo y ahí está la estela
remo con mis manos entre un rio de adrenalina
las rocas danzan escoltas arededor de mi canoa
y lo veo escabullirse entre un quiebre del rio
ahí estás porvenir
se que eres
se que vienes
déjame ver tu rostro que desconozco y temo

Aquí estoy existiendo más de la cuenta
y pienso que uno no se muere de porvenir
y sin arreglo a tal conciencia
se fugan de mí para explotar en algún cielo
ráfagas de incertidumbre violenta
salto en un pie una ronda de bajo continuo
(demasiado seria para ser ronda)
en algún cuadro de la golosa debe haber mina
y si la piso, ya la he pisado
me queda mutilado el viso del horizonte

¿Cuánto vales porvenir?
Presiento una vez más, una última vez
y pienso que nadie sabe cuánto me dueles
razón tenía mi amiga de dedos delgados
mejor es entregarse al vino que sortearse al porvenir
en el alcohol soy hoguera de mis acometimientos
en el porvenir soy un ensayo anónimo del creador

Me temo que no estaré mañana
me temo que mañana estará otro Jorge,
persiguiendo estelas y embarcaciones
preguntándoles cuánto valen y cómo son

Pobre de mí mañana, pobre de mí hoy
ignoro que lo que busco
son mis huellas sobrepasándome
es mi rastro delante de mí
|


Titulo: Cow Boy
Autor: Pipe Zappa
Tecnica: Dibujo hecho en paint
Fecha: 2009

Traducciones

|
Quiero descifrar
Las palabras que salen de mis ojos
Oraciones
Suplica delirante
Recitada en el santo éxtasis.
Suspiro que corta tu llanto
Cuando estamos unidos en plena efervescencia
Sexo que emanan tus manos,
Esas que tocan la pared roída
Antes nos separaba
Ahora somos dos sombras que se besan sobre ella.
Palabras
Sentencia de muerte
Señal de vida en la rama seca
La que arrulla a la novia triste.
Quiero saber que nube
Sale de mi boca cuando te miro,
Alfabeto extranjero
Escondido en el reino de mi subjetividad.
Corona de barro
La que adorna la cabeza
De la reina subterránea.
Poesía
La que canta su ángel de la guardia, custodio de sus pasiones
Quiero saber que veo
Cuando desciendes de la montaña de chatarra
O cuando arrancas la baraja de leyes
Mejor aun
Cuando desteñimos la bandera con nuestro llanto
Todo eso
Bello escritor de ficciones
Que leen los pájaros posados en tu ventana,
Lo podre aclarar cuando me digas tu nombre.

Evidencia

|
No había vuelto a leer ningún periódico. No sabía nada de lo que pasaba afuera. Se había quedado encerrada en su habitación, tirada en la cama. Llovía mucho, las montañas y sus diminutas casas eran cubiertas por la niebla. Afuera, el agua borraba las huellas de los que llegaron tarde a sus casas. Ella seguía ahí tirada en una cama, desnuda, mirando al vacio. En la mesa de noche habían muchas fotos de cuando ella era niña, de sus amigos, de paisajes hermosos como esos cuando uno va al oriente antioqueño. aunque una foto en particular de un chico apuesto con cierta cara de cinismo rasgada y rayada con al parecer labial rojo, reposaba en la mesa. También una carta que fue leída con rabia porque estaba algo arrugada, tal vez era una despedida .Aquel bodegón fue complementado con un frasco blanco, estaba completamente vacío. Nadie fue en esos días a visitarla, igual no estaba de ánimos para ser anfitriona. Comió poco, unas cuantas migajas de arepa daban cuenta de su poco apetito. Lo que si había por montones y regadas en el piso eran colillas de cigarrillo, Marlboro para ser exactos, una copa grande y Botellas de vino francés, todas vacías, tenia buen gusto. Estaban amontonadas y regadas en una esquina al extremo derecho de la cama. El televisor estaba prendido; las noticias, telenovelas, muñecos, propagandas de jabones, carros y recompensas a quien diera información de los más buscados, poca variedad en la tele, como siempre. El día pasaba y una mosca se poso en su cuerpo, quiso ver esa belleza de la que muchos habían comentado. Estaba dormida. Un fuerte golpe y unos hombres con lentes oscuros, gabán y otros más formales de uniforme entraron y rodearon toda la habitación. La mosca espantada salió volando, los visitantes empezaron a tomar fotos, a recoger las basuras y las metieron en unas pequeñas bolsas transparentes con mucho cuidado, dos hombres la miraron con cierta frialdad y mirándose fijamente, dijeron: Suicidio.

La Baraja

|


Un par de compadres barajan las cartas en la oscuridad de la media noche. Dos costeños para ser exactos, que se vinieron pa este vacío rodeado de montañas ¿De qué estaban hablando? No tengo la certeza, porque solo escuche murmullos, era tarde y que pena de los vecinos hablar tan duro a estas horas, mas fácil dejan gritar a un político que a un par de amigos. Pusieron las cartas sobre la mesa, y un silencio invadió la partida. Tal vez los compadres se percataron de que en esas cartas estaba escrito cada detalle de sus vidas.

Decimotercer borrador

|
Él entra en la casa
ella lo mira con indiferencia
él le pregunta por el punto de fuga
ella le contesta con una mueca
él no comprende tonos insinceros
ella mira el suelo y finge estar ocupada
él le toma el hombro y le pide una carta
ella le da un comodín sin baraja
él le pide un sueño de caminos despejados
ella gira hacia él dándole la otra espalda
él exige el momento de las reivindicaciones
ella se queda parada y en el cuarto suenan risas
él corre destrozándolo todo
ella le extiende las manos tratando de atraparlo

cómo se destruye a golpes
la casa de la fortuna

Él patea tarros oxidados que están por doquier
ella le lanza dardos con dosis de sopor
él destroza obras dominadas por la firma
ella arrastra vendavales interinos
él salta sobre las mesas tirando al aire pápeles grises
ella se queda parada y en el cuarto suenan gritos
él se muerde un dedo y ensangrienta las paredes
ella empieza a exasperarse e inunda la habitación
él ya no tiene oxígeno y parece desfallecer
ella va hacia su cuerpo y le da respiración
él reacciona expulsando heces en tos
ella lo mira compasiva y le otorga la videncia

él decide ser el azar
ella se queda quieta y en el cuarto suena un llanto

Retorno

|
De nuevo, como a los 17, llorando por nada. Y esta vez más ebrio de angustias sin nombre, más alevosos los dedos en su cuero cabelludo y más saturadas sus vías respiratorias por vendavales de congoja. No había otra salida, había que regresar. Fue a casa de la madre y le dio un somnífero, ella tenía que permanecer viva hasta que el retorno estuviera completo. Tendió a la madre sobre una mesa y no tardó en irritarse ante lo difícil que resultaba ascender por su sexo. Lamentablemente la idea, bellísima desde un punto de vista simbólico, tuvo que ser abortada con apenas una pierna introducida en el cuerpo desmembrado de la madre, cuyos gritos pavorosos devolvieron al hombre a estados de cordura corrientes ajenos a su asunción mística, no dejándole otra opción más que el suicidio, abandonando a la pobre mujer a la espera del fin. La policía encontró la escultura del retorno cuando ya las lágrimas de la progenitora habían secado.

Viaje de ensoñación

|
Viaje de ensoñación
Pipe Zappa
Homenaje a Manuelito, que ahora anda sin cuerpo y sin dolores.

Allegro

|
De Pipe Zappa

El domingo la ciudad se repone de su resaca, la noche había sido testigo de un aquelarre. Los borrachos, ilustres cronistas del absurdo, se alzaron la bata las señoras, del pago solo quedó el lamento de días venideros. En este país y en estos tiempos el bolsillo vacío se ha convertido en algo inherente a nuestra condición, tanto que ha sido propuesto como análisis de los ilustres académicos, aunque prefiero el punto de vista del borracho.

Bueno dejemos a un lado el tema económico y continuemos con nuestra escena dominguera. Parque de Bolívar, donde el libertador se levanta airoso en su manto de óxido y mierda de palomas blancas, como las que dibujan los generales genocidas. Diez de la mañana. El sol seca los adoquines mojados por el rio que se salió de su cauce. Las palomas, otra vez ellas, huyen de la excomunión para perderse en las cortinas de barro. Tinto y cigarrillos vende la doña y se sienta la dama en la banca. Su vestido rojo lo confeccionaron en un almacén de Junín con tela robada de la sacristía de la catedral Metropolitana, pobre del clero desnudo, pero las Santas Escrituras satisfechas con vestir al prójimo con sus palabras humildes y redentoras. Era una mujer de fino caminar, con algunas décadas marcadas en su piel, pero ese encanto tan particular y esos grandes labios llenos de humo, la hacían centro de todas las miradas.

Se puso a escuchar la retreta. Deliró con Bach y una sonata de Chopin tocó ella en el sendero. Sus dedos eran teclas invisibles que le componían una sinfonía al viento. La gente miraba extrañada ese concierto silencioso, pero ella, inmersa en el pentagrama de sus fantasías, seguía entonando sus sombras. Un coqueteo al violín, sus dedos esmaltados acariciaban con complicidad las cuerdas de una guitarra. Tilín, sonaba la campana de su lengua, pompomropompom retumbaba su vientre, trompetas su labios que le susurraban insinuantemente a los mozos de fina estampa. Y para amenizar dicho recital, su voz de soprano como si fuera la Callas nadando en una alcantarilla. Los músicos de traje, enojados con su ego, interrumpieron su recital dominguero. Ella, la dama de rojo, seguía en su tarima celeste entonando con una memoria prodigiosa las notas inspiradas en la hoja que cae sobre la granada. Compositora innata, cada domingo se va a ver a sus antiguos compañeros de conservatorio, a quienes abandonó por el aplauso de anís y los borrachos del parque que bebían con ella mientras le cantaba sus sueños a sus amantes y a la confidente locura.

Todos los Dias

|
Maldecir otra vez...
...Ruega y di al demonio
cual es el problema,
el maldito problema
que pudieses tener hoy:

Es el calor infernal
quien al olvido atrae
en llamas bipolares
de ignorancia momentánea...
...Es el supuesto saber
quien afecta el espacio
en una arrogante y oscura voz
rompiendo la distancia del saber.

Ignorantes situados
en la multivida individual.

Y es mas fácil hoy decir
qué medicina estudiar,
que atender al comensal.

Hackers & Rockets

|
By

X-B

Si Sherlock Holmes hubiese sabido de antemano,por supuesto, se hubiese dado por enterado de que el mundo moderno ademas de sus veinti tantas SS ttraería bajo el brazo, màs alla del capitalismo y el consumismo desmesurado, un sinnúmero de detractores y delincuentes, traficantes y terroristas; intelectuales de izquierda y de derecha, políticos –politiqueros y los que posan aún de serlo. (en sintesis todos conspiradores del terror en cadena, todos metidos en la competencia desleal de conseguir sus propios fines a costa del malestar ajeno, como un mal necesario o en su defecto como garrapatas.

bla,bla,bla...

(la noticia de interes colectivo de la que ya estamos curtidos y nunca actuamos para frenarlo;llanamente nos limitamos a pasar la pagina de un libro interminable ignorando los hechos como si la hoja siguiese en blanco).

II

-Colegas de la Sociedad de piratas y mercaderes de pulgas; he aqui nuestra contraparte:

El Viejo Yisus Hubiese Tenido Que Clonarse Y Para la época actual Luciría un Dolce&Gabbana para las noches no tan estrelladas del parque Lleras y en el día vestiría posiblemente de Turista con sus shorts y chanclas de baño por esto del bajo perfil de espía bond agent ( 0_0 )
y subiría al metroplus como cualquier ciudadano del estado “incorrupto”; pediría el favor de que le dieran la hora, mientras un sujeto desconfiado cuida de su imitación de Rolex; quien para evitarse el paseo millonario además lleva una esclava de oro golfi de 1 solo kilate y un anillo de fantasía con marca de €rradura para huirle a su mala suerte.


(Esta sociedad nos jode ')

666

Oh Auxiliadora!!! Si supieran de las verdaderas intenciones de Chávez y de los Yankees; si supieran de la venganza de los hackers y los roquets;

(fieles devotos del NO - imperialismo enfermo-preguntenle a michael moore!)


[3era parte] (...)


Su trabajo seria remunerado en billetes lavados o por la Microsoft,quienes entonces le darían por cada una de las carabelas de colón desorbitantes e incontables cifras esterlinas separadas por comas,, cual subasta casa Christie's ,,una estrella en el paseo Hollywood; un crucero por los 7 mares en el Reconstruido Titanic; acceso ilimitado a moteles en Ámsterdam, 1 paseo en cohete para visitar a Osama bin laden,Y hasta trabajaría como extra de videos de madonna para la continuación de beautiful stranger....

En el darse cuenta sabrían además que el mundo esta hecho de exageraciones brillantes para algunos, trilladas para otros, prágmáticas en ultimas.

[desenlace]

Elvis Presley Comprarìa una agenda electrónica o PalM que llaman (en lenguaje cachè); entonces se conectaría a su e-mail con el Login de ‘Irressistible@hot’;navegaría desde su móvil satelital con Infra-fuxia para llamar a la puta de babilonia;
A estas alturas escucharía U2-elevation live on mainstream desde el fan-page; lloraria de dolor por su nueva cirugía de nariz; tendría brakets de colores; cepillo de dientes eléctrico; podadora de barba portátil etcétera, etcétera.
Entendería al sistema como el acuerdo de las cosas a favor de las monarquías vaticanas.

(esta sociedad nos co-rrompe )


Vendria el Heroe de La CH a salvarnos de la ignorancia y del Apocalipsis now y a desmantelar anatomic bombs; protestaria en las calles en contra de Bush con la camiseta del tio sam ;
Rescataría a la princesa irrescatable de Mario y reviviría a la Diana de gales de Todo Es Mentira (la pelicula); acabaría con el famoso virus de Eres el visitante #1999 999 999 y si por equivocación presionara click podria irse todo a la mierda probablemente el mensaje de alerta serìa:

“la carga explosiva será detonada en 10…

iujuuu este debe ser el paraíso”

que caspa todo aquí se vuelve cliche ..

TO BE CONTINUED....

La Tumba Judìa

|

Titulo: Tumba Judìa
Autor: Pipe Zappa
Tecnica: Dibujo hecho en paint
Fecha: 2009






A tu aposento
No se pueden llevar flores
Solo las piedras del manantial
Donde baño mi cuerpo
Donde también lavas tu bello rostro.
Te levantas
Erguido en las sombras
Y las hojas secas
Cobijan tus palabras
Errante es tu alma en el infinito
Anhelando una tierra prometida
El exilio
La huida a la luna del profeta
Y un alfabeto indeleble
Dan fe de tu existencia.

‘A Suicidal Spider’

|
By X-B
Algunas niñas ya vienen muertas
Francisco Ruiz Udiel
Bajan del techo, del zarzo o del cielo raso; Habitan en el último rincón olvidado de un pequeño universo inexplorado, en el socavón y en el ‘underground; Se aproximan en manadas silenciosas y con pasos desesperados........Hacia su realidad próxima y última. Revertiendo el curso de las horas igual que la Mariposa o la Oruga en su retorno al Ultratumba...Pese a su angustiosa existencia, pese a la dualidad, que se ha vuelto su compañía más segura. Siempre en procura de salir de su agujero…Ahí estaba ella toda locura; frenética-vagabunda; sumida en su angustiada- angustia…Inmune a estar segura…… asechando en el crepúsculo con su danza de tenazas, aún viva en el zócalo; En su agonía de viuda negra, entretejiendo el hilo de su soga definitiva, en su eterna danza del sube y baja…Inclinada-al abismo…extasiada y consternada…bailando sobre su cuerda floja, a la deriva, siempre alienada; Siempre atraída por ese enorme vacío rebozado de vértigo, mecida en su trapecio; diseñando su caída más segura; fabricando redecillas para su camada... Malabarista enajenada en contraposición tránsfuga, al contemplar el poniente…. “No todos los soles son iguales”…Tras encontrar su norte en donde menos lo esperaba…Araña Suicida; en el fondo era eso lo que querías
Constructora de Galaxias....

Tríptico: Fruta negra

|

Revelación

 
Frutas negras. 
Aspirando a collage desde photoshop. 
713







Relación 
Vierte el cuello entre el hielo. Héroes Del Silencio.

Conozco mi pasado, y sé que hice tanto como los otros para merecer esto. Y sé también que ellos intuyeron la verdad en algún momento por fugaz que fuera. Creen que han conocido el frío por estar en la estepa, creen vanamente que han conocido el frío por ser esteparios. Aquí estoy sentado frente al coloso al que no me atrevo a entrar; muriendo de frío sin conseguir la muerte, siguiendo con los ojos las grietas del suelo duro y erosionado, que se fugan en las puntas del castillo y se convierten en el metal trenzado que envuelve el gigante, hilo del que penden las frutas negras. Y de la misma certeza de mi pasado y mis… ellos, sé que dentro de las frutas están los universos: cada una contiene el todo, menos este exterior al que he sido arrojado. ¡Cuánto quisiera señor, retornar a mi fruta negra!

Ars poética

Tan oscura la manta negra que cubre la esfera del castillo
como la incertidumbre que proviene de las puertas en forma de arco

Tan agudas las puntas distribuidas sin parámetro en el recinto
como las evocaciones cubiertas de espejos que suscita el horizonte

Tan erosionada la tierra seca sobre la que se erige el coloso
como la piel del viajero expuesta al viento que le rodea

Tan sobrecogedoras las frutas negras pendientes del alambre trenzado
como el embudo de los laberintos de donde viene la enredadera

Tan grande la explanada de roca sólida cubierta de alambre
tan pesadas las frutas tan perfectos los ángulos tan macabro y hermoso                                    el paisaje
tantas y tan extrañas las puntas del castillo rodeado de maravilla
tan abrumadores los empalmes y las trampas de dedos de gigantes
tan distantes los universos apenas separados por metal trenzado

Tan frio el aire ausente del monstruo deshabitado
como la conciencia de que nunca volveré a mi fruta negra

Tacita de plata

|
Título: Mapa de Medellín
Dibujo hecho en Paint
PIPE ZAPPA













A vos, Medellín

Nací en Medellín
Cuando la rueda de hilar
Tejió una telaraña de cristal
Y blanca nieve en su lecho
Derramaba gotas de morfina.
En el pabellón de maternidad escucharon mi llanto
Y en un manicomio,
Lejos de esta morgue,
Les seguiré derramando mi llanto púrpura.
Mis padres,
Tanguero y salsero él
Campesina y romántica ella
Presagiaron mis pasos por estas calles
Me escondieron de ese sexo
Que baila hasta el amanecer en las cuevas de anís
Y yo
Con deseo irremediable
Desobedecí sus caprichos.

A media noche huyo del profeta de cobre
Quien en las alcantarillas
Escarba su inocencia.
Corro por estas calles insinuantes
Corro de sus catedrales hipócritas
Corro de sus balas,
Ellas son escapularios que cortan el aliento
Cuando no te han invitado al purgatorio.

Fumando Espero

|

Autor: Pipe Zappa
Titulo: Marlene Dietrich
Tecnica: Dibujo hecho en Paint
Fecha: 2008

Se ha hablado mucho de nosotros los fumadores. Se nos ha glorificado, gracias al arte, la literatura, la música y el cine. Se nos ha satanizado, gracias a cuanto alarido moralista pregonan los cuerpos perfectos. Pero a ver señores ¿se han puesto a pensar, dejando a un lado los prejuicios, la magia que tiene el arte de fumar? Parece trivial el hacer un tratado sobre dicho tema, tan trivial como hacer una guía para ir vestido a una fiesta de intelectuales. Pero aprovechándome de las bondades de la palabra que es la cómplice de mis delirios, bendita sea, voy a contarles en primera fuente como es el oficio de fumar.

Pequeña alegoría ficticia del saludo

|

A una muchacha transeúnte

Piénsese en los primeros hombres, los que no conocían la propiedad y en el orden de un buen relato de un autor del mundo real se robaban entre sí sin fallar en la costumbre de manera que nadie tenía más que otros y por ende vivían en paz. Viven en cavernas, como bien nos tienen acostumbrados los clichés de la televisión que inmediatamente nos hacen recubrirlos de un pedazo de piel de oso. Dos de ellos, un día se unen para matar una fiera, y luego del sacrificio, se reparten la piel, para cada uno un pedazo aparentemente igual al de su camarada provisional. Luego del trabajo conjunto, se encuentran luciendo el pedazo de piel respectivo conseguido en la faena, y se acuerdan de aquel momento, haciéndose señas, demostrando cierta predilección por el otro en vista de la repercusión del buen momento que mutuamente los asociaba. Entre las señas que se hicieron los dos que se encontraron, podemos afirmar que surgió el saludo. Saludar es entonces alegrarse por el surgimiento de una asociación positiva a partir de la cual surge automáticamente la predicción de otra alegría.

Haz algo por mí esta noche

|
Pues pensaba agregar un tríptico que ando haciendo, pero no se deja querer el tiempo con ese trabajo, así que cuelgo por ahora un garabato de amor.

Haz algo por mí esta noche

Llévate la montaña
los buses
la chapa de la puerta
la tinta del riñón
la inhalación en mora
el abrigo de la escalera
la pulsera de mi amigo
pero déjame tu ausencia

Llévate la arrogancia del gato
la repercusión de la caña
el ímpetu del ave
el juramento de las hondas
la dirección de la lluvia
la vergüenza de las raíces
la inmunidad de la salamandra
más no me dejes sin tu ausencia

El brillo de tus ojos te doy
el conjuro de tus dedos lo devuelvo
el beso más público y desafiante
y la lujuria amaestrada te doy
los pasos a tu lado te entrego
a la muerte de los dos renuncio
a la colisión de nuestras narices
si me permites conservar tu ausencia

Esta noche haz algo por mí:
vete de mi lado
pero déjame tu ausencia.

"El arte no tiene que ver con la moral"

|
Debora Arango. Fotografìa de Gabriel Carvajal.1946

Domingo por la mañana. La ciudad comienza a reponerse de su bacanal nocturno. Adentro en la gran catedral el sumo sacerdote santifica el nuevo día con un sermón inquisidor, las señoras de bien con sus collares y trajes de Junín cumplen al pie de la letra la penitencia. Afuera las aceras son cama para aquellos que se las arreglan con la resaca, las prostitutas dibujan sus labios de rojo rubí en el espejo que guardan en sus pechos, los músicos afinan su voz aguardentosa, y los exiliados bajan de la montaña en romería a resguardar sus sombras del atardecer de plomo. Son dos ciudades las que se levantan ante los ojos del libertador de bronce, bella es Medellín con sus eternas contradicciones, son sus calles paso de procesiones aromatizadas con aguardiente. Una mujer retrataría esa sórdida belleza, la eterna primavera de flores secas. Con gran valor plasmo su vida sabiendo las consecuencias que ese pincel iracundo traería.

La Cantaora

|


Titulo: "Canto"
Autor: PipeZappa
Tecnica: Dibujo hecho en paint
Fecha: 2008




Canta la dama:
Cuando la marea baja
Arrastra las perlas que escupió
La amante del pirata.

Ese vozarrón que me sabe a ron
Me huele a canela
Ella dibuja las alas de las mariposas muertas
Dama furtiva del lago dorado
En sus aguas
Los hombres al filo del sol
Ven flotar el llanto de una madre
Que perdió a su hijo
Rio de la patria
Aguas que desangran
En las manos del navegante varado.

Y vuelve la dama a cantarnos su historia:
Los hijos de Matilda se fueron a buscar la perla,
El gallinazo voló bajo las aguas
Y los muchachitos a deambular se fueron
Hay Virgencita
Hay virgencita
No llores
No llores
Somos tus hijos
Eso lo sabemos
Y nosotros con la voz entrecortada
No hemos terminado
De secar las lágrimas del Salvador.

Dados de Baja

|
Titulo: "Retrato Oficial"
Autor: PipeZappa
Tecnica:Dibujo hecho en Paint
Fecha:2009

Sentado en un trono de bejuco esta el anciano, viendo con lujuriosa envidia a los amantes besándose tras las ramas. El whisky, esa agua turbia que bañaba la trinchera, es su compañero fiel. Un trago amargo bebe el antiguo servidor de la patria. Alas de gallinazo refrescan sus resecos parpados Y a las moscas puso a marchar en el vacío. El tocadiscos que le robo a la viuda alegre lee una espiral roja. Centinelas son las puertas roídas por el comején. El patio de raíces se baña con la cagada de las palomas y el distinguido anciano sonríe al ver tan soberbia escena.

Retrato hablado

|
Bueno, háblenos del sujeto señorita. Le decía el agente a Marlene, mientras se quedaba fijo mirando su brisa juvenil. Y es que Marlene era un encanto de mujer, me lo contaron luego con añoranza dos admiradores suyos que encontre en un antro. cuando la veían fumar por los pasillos se olvidaban de la buena reputacion del colegio, al diablo con eso, soltaba unas bocanadas estremecedoras. Esas piernas causaron sensación en el 11.02 .Todo un descreste de imaginación para los manes que como si de una romería se tratase, declamaban versos eróticos en torno a su figura. El mismo Miller hubiera guardado compostura al escuchar tales sueños húmedos. Marlene, les dibujaba una sonrisa picara cuando pasaba por su sombra. Ya se imaginarán su reacción , benditas cosas esas que causa el encierro.

Relación de la vida y muerte de Ramiro Vásquez

|
Antiluviana, vieja e incondicional, desaprobaba la situación con la cabeza dándole la espalda al camino. Sin embargo, no interfería en lo que sucedía con su patrono. Un pequeño vendaval arreciaba sobre cada piedra del sendero de la virgen, que no favorecía a muchos cristianos desde la masacre de Santa Gema. El rostro de la madre del mesías estaba salpicado de pantano, y los escapularios que sostenía en la mano tenían ya varios baños de sedimento. Al lado de su mula, la sabia e incansable, el mismísimo Putas de Santa Gema, Ramiro Vásquez, arrojaba un gemido sordo, insuficiente pero comprensible en vista de las manos que oprimían con ímpetu su garganta. Aquello sonaba más a pareja en matorral que a estrangulamiento, y la mula apenas resoplaba para suscribir el concierto que se armaba entre hojas, lluvia, viento y jadeo. 

33 años atrás el olor frío y verde de la madrugada revitalizaba con fuerza nunca revisitada las esperanzas puestas en tela de juicio la noche anterior. El viento helado de la sugerencia del día se turnaba con el humo de la aguapanela caliente para invadir los pulmones prestos a conseguir el jornal a punta de granos de café; y daban ganas de rosar el pasto, agachar la rama y ahuyentar sancudos con el humo de un cigarro aunque no se fumara por placer ni un pucho. Justo antes de la hora de almuerzo, y como si fuera la piel del jornalero una alarma programada, la comezón adherida a la piel por el sudor mugriento como la pura tierra no dejaba trabajar más. Un par de horas después de soltarse el tarro de la cintura, la noche empezaba a arropar las montañas. Y era hora de salir al pueblo. 

Baile locuaz

|
Previo a esta lectura, quiero aclarar que el autor de tal nota no se preocupó por limitarse en detalles con el idioma. La siguiente amena conversación es fiel a lo que me dictó la locura en mis adentros. Cualquier semejanza con la realidad, es algo que no te contaron tus padres.

Habíamos acordado la cita en el Salón Málaga el sábado a las dos de la tarde. Buena hora para citar a alguien en Medellín, mejor aun si es después del almuerzo. Hay que admitir que mi espera es algo impaciente y mas con la impuntual fama de nuestro contertulio . “No le rinde cuentas a nadie” me decían sus amigos quienes atentos me escribían una carta semanal, la cual llegaba sagradamente a mi retrete. Omitiendo aquellos prejuicios previos a conocer a alguien, detallé el lugar de encuentro. Música vieja, la que bailaban mis abuelos y cantaba mi padre recordando sus años de infancia furtiva. La María Callas, con su fino rostro griego colgado en una pared blanca afina su canto para acompañar el baile del fantasma que merodea la mesa del billar. Soy el único joven allí presente. Los viejos ensimismados cantaban el largo penar del ron. Una tarde en aquel lugar, vos solo, sin hablarle más que a las botellas que se van quedando vacías sobre la mesa, tiene un encanto digno de cualquier evocación. Ya me hice a la idea de que mi amigo imaginario no iba a venir. Así que mirando de soslayo la calle, me hice a la idea de recitar el pasodoble de esta corrida infernal. Pero para sorpresa de mi mismo, cuando alegre me disponía a hacer mi monólogo, llega nuestro invitado.

Número 83. (serie No Future For Me)

|
Nos jartamos todo el vino
Y los vecinos quieren lanzarse sus bombas
En el palacio comulgan los generales
Y en el cuartel lloran las viudas
En el palacio beben agua bendita
Y sediento muere el poeta
Perdemos la cabeza tras la reja dorada
Bailamos con las sombras de mugre
Nos bebimos la lluvia
Ella limpia nuestro cuerpo
Demacrado
Lacerado
De toda culpa
El delirio nos salva mientras puede.
Izamos la bandera sucia
En un mapa de ramas secas
Yo Dibujo el grito del caminante
Persiguen mis manos
Borran mi penar del suelo
En el palacio no pasa nada
Se coronan con el laurel del bicentenario
Y al caído
Lo recuerdan
Con una corona de flores secas y muertas.

Peso Pesado

|


TITULO: Peso Pesado
TECNICA: Dibujo en Paint
FECHA: 2008
AUTOR: PipeZappa

La dama blanca

|


Retrato de Carolina Cárdenas Núñez “Oleo sobre lienzo. De Francisco Antonio Cano. 1930.

Pasando por la exposición “ante tus ojos, Francisco Antonio Cano” llevada a cabo en el museo de Antioquia para conmemorar al primer artista profesional en Antioquia y cerrajero de la modernidad para nuestro arte, me encontré con una mujer enigmática. Los detalles de nuestras vidas quedaron por completo en el olvido para simplemente mirarnos. Pálida es su piel, resplandece ella sobre esa fina pared roja, su rostro es delicado como un preludio a un concierto de invierno. Su cabello dibuja unas sensuales curvas al igual que el blanco vestido que lleva puesto, descubriendo algunos rasgos de su silueta. Su pose es quieta, mas no rígida porque en la frescura de su rostro se dibuja un movimiento en sus labios que invitan a guardar silencio y dejar las palabras para otro día, afuera en el jardín o en algún sueño.

El performance

|
No había pensado ver algo así en el Jordán. Vi una casa de teatro cerrada cuando venía hacia el parque, pero un performance me parecía mucho para un pueblo tan pequeño. Entraron bailando y mugiendo histriónicamente, con una teatralidad exagerada pero no desagradable. La gente, como si conociera de antemano su papel, se quedaba petrificada ante las insinuaciones de los actores, tan repugnantes y asombrosas que los accionistas vieneses se hubieran escandalizado. Personificaban rarezas de todos los géneros, posturas, colores, mando y sumisión posibles. Toda una comparsa de engendros de unos 20 teatreros. Realizaron el happening por todo el parque y salieron calle abajo. Una vez los hube perdido de vista, le pregunté a un anciano que estaba a mi lado cada cuanto ocurría esta marcha, y me dijo que solo una vez al año; le pregunté quién dirigía la casa de teatro, y me respondió que esta la habían cerrado hacía años porque nadie se interesaba por el teatro.

De cara al firmamento

|


Con una lupa de cara al firmamento
me dediqué a sondear la mediocridad

solo 19 años bastaron
para que mi mirada llegara
tras la nebulosa cabeza de caballo
tras millones de repeticiones de la misma estrella
tras la oscuridad, la luz, y su mezcla;
se pensará que vi a dios
danzando entre susurros del vino
lanzando dados de infinitas caras
o caminando en círculos por un salón vacío

pero no es así
porque al final de todas las cosas
estaba yo con una lupa.